Carta a un exnovio y a tu sustituta

Querido Ex,

Apareciste cuando no te esperaba. Cuando menos te quería en mi vida. Compartimos algo que jamás pensé que podría existir. Y te fuiste cuando más te necesitaba dejando un vacío que nada puede sustituir.

Decirte que te amo y que no existe quien me acompañe en estas noches tan oscuras es lo único que me alivia. Saber que me lees, y que al menos por un minuto el recuerdo de lo que fuimos en tu cabeza hace que pensemos lo mismo.

Vales mucho. Habrás continuado con tu vida sin mi. Creciendo como persona y creando
un nuevo camino. Tal vez te hayas cruzado con alguien nuevo. Una chica que te entienda mejor de lo que yo lo hice. A ella me gustaría dedicarle las siguientes lineas:

Hola nueva caminante,
No me conoces, pero tenemos en común a lo más preciado de mi vida.

Te extrañará que quiera escribirte, pero es que sinceramente no tengo nada en tu contra y realmente me gustaría darte unos consejos que puede que a ti si te sirvan. No es que piense que tu no puedas hacerle feliz. De echo si está contigo es porque le haces más feliz de lo que yo conseguí. Pero ya sabes lo que dicen: “Sabe más el diablo por viejo que por diablo“. Y en cuanto a errores, seguro te llevo ventaja.

Jamás me interpondré entre vosotros. Nosotros tuvimos nuestro tiempo y acabó, ahora es vuestro turno. “Nosotros” ya no existe. Puede que de aquella historia queden cenizas, pero descuida, no son ascuas con una fuerza tal como para prender, sino más bien resquicios de cariño que pueden convertirse (o no) en una amistad sincera con aquel a quien más conozco.

No es el mejor novio del mundo, tiene cientos de defectos que si no conoces aun ya irás conociendo poco a poco. Ten en cuenta que él juega con ventaja. Sabe sus defectos, se estrelló con ellos conmigo, así que dale tiempo, está aprendiendo. Pero es una gran persona. A corazón no le gana nadie. Y aunque su forma de actuar sea extraña y aparentemente ilógica, daría todo por los que más quiere. Ojalá estés entre los que más quiere y dé todo lo que por mi no supo.

No le hagas demasiado caso. Es más feliz si estás lejos en la cercanía. No te alejes tanto como para que olvide tu calor, pero no le llenes de caricias que le agobian y no aprecia.

Es mejor que no le preguntes demasiado, lo importante lo dice, el resto le molesta hablarlo y puede que se muestre arisco al contarlo. Si lo hace que sepas que no es porque oculte nada. No es de esos hombres infieles que abundan hoy día. Lo hace porque es su rinconcito personal, una especie de tesoro privado. Lo gracioso, es que lo que se guarda son historias que si te cuenta encontrarás absurdas por su carencia de interés. Pero son suyas, sus tesoros.

En casa seguro que todo es fácil. Es un gran amo de casa y si le dejas, te deleitará con platos riquísimo y recetas de familia que jamás querrá desvelarte.

Odia discutir. Sé que a ninguno nos gusta hacerlo, pero es que él no sabe. Discutiréis por tonterías, no te entenderá y de lo más tonto, se pillará un enfado tremendo. No se lo tengas en cuenta. Pídele disculpas. Mímale, no lo hace a malas, pero es que tiene un carácter testarudo y necesita paz para calmarse.

Es una gran persona. Pero se ha estrellado poco por el camino. Dale tiempo, merece la pena que seas paciente. Pero no dejes que te pise. Si cedes en exceso, se acostumbra y luego no podrás solucionarlo.

No quiero robar más tiempo de vuestra felicidad así que sin más dilación os deseo lo mejor del mundo.

Firmado:
Una ex como cualquier otra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s